En el Informe de las TIC en España del 2009, los blogs no existen

Acaba de salir a la luz el Informe del Sector de las Telecomunicaciones y de las Tecnologías de la Información en España correspondiente al 2009, que ha elaborado red.es. Se trata de un detallado informe sobre, según se menciona en el mismo, «la situación actual y la evolución reciente de las características estructurales y económicas específicas de cada una de las actividades que componen el Sector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones», acompañado de gráficos ilustrativos; todo ello, reunido en 145 páginas, entre las cuales no aparecen los blogs por ningún lado.

Cuando es normal que se detallen cifras de medios de comunicación convencionales, no deja de ser curioso que los blogs sigan en tierra de nadie y sin una catalogación, cuando por ejemplo, sí se mencionan las redes sociales -mentando nombres y marcas específicas- posiblemente fruto del boom que han experimentado en los últimos tiempos. Esto implica que los millones de blogs que hay actualmente en España, no cuentan porque no existen. Luego, si estás leyendo estas líneas en realidad no estás leyendo estas líneas. Es una ilusión; un espejismo. Lo que crees que lees, no existe.
Ni la publicidad está abandonando los medios tradicionales para tener más presencia en la blogosfera -entre otros sectores de Internet-, ni las empresas se difieren cada vez más hacia los blogs, ni se crean eventos expresamente para bloggers, ni estos nos ponen al día antes que la radio y la televisión, ni son uno de los motores de cambio en varios segmentos de la sociedad, ni pueden proporcionar  a cualquier usuario en las filas del paro con un ordenador y una conexión a internet, unos ingresos. Y me dejo muchísimos ejemplos. Cierto es que en el informe, hay un grupo de actividades entre las que se detallan como hosting, desarrollo, gestión, consultoría, portales web, procesamiento de datos, etc, pero blogs como tales no están. Porque no existen.

Así pues, queda patente que cuando se dice aquello de los blogs están muertos, esta es una afirmación equivocada. No están muertos; simplemente, no existen. Pero no lo digo yo, (no) lo dice el informe, que viene -como no podía ser de otra forma- con el membrete del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de España, y que puedes descargar pulsando aquí.